Él, el Ego.

El eterno perseguido.
El que nació del dolor
y también del amor.

El apósito más delicado
Que cubrió nuestra
primera herida de amor.
La de dejar de Ser
para que nos quisieran.

El Ego, ese eterno delincuente
fugitivo acérrimo de la conciencia
de Ser.
¡Ay! Ego, Ego
Tan incomprendido y
apaleado.
Nuestro mejor aliado
creado para sobrevivir
a pesar de las heridas.

Hoy me inclino ante ti
Descanso Y prosigo.

“Ego, luego existo”

                                                                                              Ana Lobato

Te invito, si quieres, a ponerte los auriculares, cerrar los ojos y dejarte en paz un ratito.. disfruta.. 

Ana Lobato

Terapeuta Gestalt. ( terapia individual, grupal y terapia de pareja)

www.analobatoterapeuta.com

TODO ESTÁ EN TI,¿TE ACOMPAÑO A DESCUBRIRLO?

                                                           contacto

[Total:5    Promedio:4.8/5]