¿Qué es Terapia Gestalt?

Si alguna vez te has hecho esa pregunta: ¿qué es terapia Gestalt? Te invito a que leas estas líneas, en las que doy una pequeña pincelada acerca del concepto desde el punto de vista de una terapeuta.

La terapia Gestalt es un proceso de sanación humanista de tipo experiencial desarrollada por un discípulo de Freud llamado Fritz Perls, un psiquiatra alemán que profundizó en las corrientes terapéuticas de la época y se dio cuenta de que en todas se trataba al individuo de forma parcial: la mente, el cuerpo o la emoción.

Según este marco teórico el ser humano  es un todo: personal  (cuerpo, mente,  y emociones) y transpersonal (espiritualidad). El valor de esta terapia humanista es justo éste, que tiene en cuenta todos los aspectos del  individuo y su relación con el  entorno natural y social que le rodea.

La neurosis aparece cuando hay un conflicto entre la experiencia mental, emocional y corporal.

Las  enfermedades psicosomáticas son un buen ejemplo del desajuste entre los elementos anteriormente mencionados que conforman nuestra totalidad. En estos casos  la mente no puede integrar una vivencia, nuestras emociones se bloquean y nuestro cuerpo lo expresa con  malestar, estrés, ansiedad, dolor físico…

La terapia Gestalt  ayuda a recuperar el equilibrio físico-emocional-mental  reconduciendo los bloqueos que pueden haberse producido en cualquier aspecto de nuestro carácter a lo largo de nuestra vida.

Fritz Perls inventor de la terapia Gestalt

Metodología de la terapia Gestalt:

 

La terapia Gestalt trata los conflictos llevándolos siempre al presente, en un aquí y ahora. El paciente expresa siempre en primera persona sus conflictos para apropiarse de su experiencia y responsabilizarse de su vida.

El terapeuta potenciará las expresiones del paciente a través del uso de técnicas (supresivas, expresivas e integrativas) así como de otras herramientas.

El objetivo de todo este proceso es ampliar la conciencia del paciente, aumentando progresivamente su darse cuenta o awareness, es decir el contacto natural, espontáneo, en el aquí y ahora, con lo que uno es, siente y percibe. Y así tomar conciencia de nuestras acciones a todos los niveles. Entonces es cuando podemos ver cómo producimos nuestras propias dificultades.

Cuando uno asume con responsabilidad este proceso de reconocimiento y aceptación propio, empieza la transformación personal y la sanación.

¿En qué te puede ayudar la terapia Gestalt?

Acompañándote en momentos de tu vida en que todo te resulte un esfuerzo y esto te suponga una dificultad para gestionarte. Ampliando tu darte cuenta y favoreciendo un contacto más real contigo mismo.

Periodos de tu vida en los que necesites:

  • Recobrar la confianza
  • Reconocerse y aceptarse uno mismo
  • Aumentar la autoestima
  • Superar la ansiedad, los miedos y el sufrimiento
  • Encontrar el equilibrio y bienestar psicológico
  • Movilización hacia el logro de objetivos
  • Curar heridas actuales o pasadas
  • Vivir la vida con mayor plenitud y conciencia
  • Mejorar las relaciones (pareja, trabajo, familia)
  • Responsabilizarse de lo que uno quiere y necesita y tomar las decisiones consecuentes
  • Sostener el dolor

¿A quien va dirigida la terapia Gestalt?

Va dirigida al crecimiento y el desarrollo personal, promoviendo el auto-apoyo y el bienestar. Está indicada para personas que sientan en algún momento de su vida que tienen dificultad para gestionar algún conflicto o que estén atravesando situaciones difíciles.

El ser humano tiende a la salud (Regulación Organísmica) y ésta se quiebra cuando hay un desacuerdo entre lo que uno es y lo que el ambiente le ofrece y asimismo lo que él hace, o no, para conseguirlo. En este punto aparecen diferentes bloqueos, conflictos, insatisfacción y somatizaciones:.

  • Situaciones de vacío, de insatisfacción vital
  • Dificultades de relación: soledad, vergüenza, rabia, desconfianza
  • Pérdidas: duelos ante la muerte (de un ser querido, aborto…)
  • La pareja: crisis, problemas de comunicación, celos, insatisfacción sexual, crecimientos dispares
  • Dificultades a nivel personal: autoestima, inseguridad, transiciones de la vida personal o laboral, sexualidad, límites y respeto hacia uno mismo…
  • Ansiedad: crisis de ansiedad, pánico, estrés
  • Enfermedades: fibromialgia, trastornos obsesivos, psicopatologías, depresión, etc.

La Gestalt no está diseñada para “trabajar con enfermos” sino que pretende acompañar al individuo a ser Él MISMO, poniendo conciencia en sus deseos y necesidades auténticos, sin aferrarse a las exigencias externas e internas que adquirió en la infancia y a lo largo de la vida.

En cualquier caso el proceso de poner conciencia, de centrarse en el presente nos amplía la visión de cada uno y ofrece la oportunidad de hacer algo distinto con aquello que nos está limitando.

Primera sesión de terapia gestalt gratuíta y sin compromiso

Cuando se toma la decisión de ir a terapia ya estamos en contacto con nuestra necesidad. Éste es el primer paso del camino: reconocer que tenemos una dificultad, un síntoma que nos hace no estar bien.

Este primer contacto, sin ningún compromiso, te ofrece la oportunidad de expresarte, de compartir eso que te está impidiendo vivir en plenitud.

Para ponerte en contacto conmigo, rellena este sencillo formulario:

¿Quien fué Fritz Perls?

Friedrich (Fritz) Perls nació en Berlín en 1893. Fue estudiante de medicina, pero poco antes de que comenzara la Primera Guerra Mundial interrumpió sus estudios. No obstante, aunque a la edad de 21 años se alistó en la Cruz Roja, esto no fue obstáculo para que prosiguiera con sus estudios. Así, en 1920 obtuvo el doctorado en Medicina y se especializó en Neuropsiquiatría.

Tres años más tarde, Fritz comienza su andadura como trotamundos y realiza una serie de viajes (por ejemplo a Estados Unidos) con el fin de expandir sus conocimientos respecto a su nueva profesión.

En el año 1930, se casa con Laura Posner, más tarde conocida como Laura Perls. Debido al régimen de Hitler y la Alemania Nazi, en 1933, decide emigrar a Johannesburgo (Sudáfrica). En 1946, se mudó con su familia a Nueva York donde publicó el libro “Terapia Gestalt: Excitación y Crecimiento de la Personalidad Humana” basado en las investigaciones y datos clínicos de Fritz Perls.

En 1951 fundó el Instituto Nueva York para la terapia Gestalt y empezó a formar a los psicólogos interesados por su modelo terapéutico. Es entonces cuando Fritz difunde sus ideas por Estados Unidos y comienza a realizar seminarios y talleres por distintos países del mundo.

En 1964, Fritz Perls se trasladó a California para enseñar la Terapia Gestalt como forma de vida más que como un modelo de terapia y Laura Perls asumió la dirección del Instituto de Nueva York. En 1969 se trasladó a Canadá y estableció una comunidad para terapeutas. El 14 de marzo de 1970 murió en Chicago.
Fuente